Alsina 2185 - C.A.B.A. (11) 4951-9451 (11) 4952-2547

Visita a un taller de calesitas


“En la plaza está dando vueltas la calesita, la calesita,
desde lejos vengo escuchando sus musiquita, su musiquita…
…con un cielo de calesita cuando me acueste voy a soñar.”
Hernán Figueroa Reyes

En nuestros días, hablar de calesitas es hablar de infancia, de juego, de magia, de alegría. También es hablar de Patrimonio de la Ciudad, dictado por la ley 2554 sancionada el 29 de noviembre de 2007 por la Legislatura Porteña. Pero esto no siempre fue así.

foto 2

“Sus antiguos orígenes, aunque fragmentados, se encuentran en tramos de la historia universal. Establecer desde cuándo existen las calesitas es un poco incierto. Al parecer son de origen turco y fueron introducidas en Europa por las Cruzadas. A través de grabados, pinturas, escritos y poemas se han encontrado diversos testimonios de su existencia desde varios siglos atrás. Comenzó siendo un divertimento de la nobleza y de los adultos. Con los años se hizo tan popular que todo el pueblo que había participado de observador, ahora podía girar a través de las calesitas. La palabra deriva del italiano garossela y del español carossela que significa pequeña guerra. Tuvo diferentes formas de movimiento que se fueron perfeccionando con los adelantos técnicos. A través de los caballitos de madera, el hombre entró en contacto con esta magia que aún perdura. A partir del siglo XIX y aún antes existieron calesitas en el Buenos Aires del ayer. Empezaron a ubicarse en algún hueco o esquina y hubo un momento que no faltaron en ninguna plaza.”(1)

En el año de los oficios, desde el taller de Actividades Culturales nos propusimos acercar a los chicos al equipo de trabajo “Carnehueso”, grupo de personas que confeccionan y resignifican calesitas y objetos de carrusel.

Así fue como una cálida tarde del mes de setiembre, Leonardo Bajo Moreno y Mariano Sidoni “nos abrieron la puerta par ir a jugar”.
Con sólo atravesar el portón azul de su taller ubicado en Villa Luro, la magia comenzó a fluir.

  • “Cómo hacen para instalar una calesita sin que nadie los vea?”
  • “¿Ustedes fabrican la sortija también?”
  • “¿Qué diferencia hay entre carrusel y calesita?”
  • “¿Eso que está ahí, es una calesita de verdad?”

Fueron algunas de las preguntas que los chicos formulaban, al mismo tiempo que descubrían los personajes que ese lugar contenía…caballitos de madera, autos, bambis, elefantes.
Herederos de un oficio, pero también concientes del valor agregado de sus caminos de formación como diseñadores, nuestros anfitriones contaron brevemente la historia de las calesitas, la del taller que estábamos visitando, y contestaron las preguntas que los chicos hacían.
Luego, generosamente y con paciencia nos mostraron las partes de una calesita, y cómo realizan las tareas de construcción y puesta en valor de los objetos que las conforman.
Hablamos sobre los oficios y los saberes de las personas que allí trabajan, también nos mostraron herramientas y moldes.


Transmitieron con pasión su saber y su arte, compartieron ideas, nos invitaron a “dar una vuelta” donde el tiempo, por un momento, se detuvo ante un grupo de niños – y de adultos- que escucharon expectantes y silenciosamente sus relatos, y observaron las imágenes que tenían preparadas para nosotros.
Para finalizar el encuentro, nos obsequiaron modelos de caballitos y siluetas de calesitas para que, una vez en la escuela, cada uno pueda realizar su propio diseño.
Fue una tarde mágica, de aprendizaje y transmisión.
Para los que quieran dar otra vuelta, los invitamos a subirse…
www.carnehueso.com
http://youtu.be/_x1XkuLtvvs

Lic. Mabel Puente
Coord. Taller de Actividades Culturales

Agenda

<< Dic 2018 >>
LMXJVSD
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6