Alsina 2185 - C.A.B.A. (11) 4951-9451 (11) 4952-2547

Una titiritera en la escuela


Este año, en el marco de la propuesta del eje temático anual Los Oficios, recibimos en la escuela la visita de una excelente titiritera. La actividad se tramó así:
En el área de Plástica los chicos de 6to y 7mo grado habían fabricado títeres tipo Guinyol, con papel maché. Mientras que el área de Prácticas del Lenguaje, comenzamos el año leyendo algunos textos de Javier Villafañe y conversamos sobre el famoso titiritero: su oficio, su carreta llamada “La Andariega” y su inseparable títere maese trotamundos. Nos pareció, entonces, que la oportunidad era óptima para gozar de un espectáculo, viendo a los títeres cobrar vida.
Florencia Sartelli nos visitó un día de lluvia torrencial. Atravesó la ciudad con su teatro montable al hombro (¿habrán notado los transeúntes el polvo de estrellas que deprendía su maleta?) y vino a narrarnos un cuento representado con la mágica y asombrosa técnica del teatro de sombras.
Nosotros la esperábamos con impaciencia. El aula se había transformado en una sala lista para la función: prolijos rectángulos de papel oscuro cubrían las ventanas, las sillas eran butacas y los chicos aguardaban con cierta expectativa la llegada de “la titiritera”: ¿cómo sería?
Ella saludó y depositó su valija frente al público. “Aprovechemos que llegué tarde y que tienen la oportunidad de verme montar el teatro”, dijo. “Les voy a ir contando cómo está hecho todo”. Y comenzó a sacar cuidadosamente los elementos que utilizaría, mientras les explicaba a los chicos el porqué de cada cosa: el foco de la linterna, los personajes confeccionados con el simple cartón de las cajas de ravioles, el biombo que se transformaría en el escenario para los personajes que ella manipularía detrás… Todo resultaba fascinante. Se generaba una gran expectativa por ver despertar a aquellas siluetas de cartón.
Cuando la obra comenzó, primero se escucharon algunas risitas esquivas: la trama de la obra era para niños pequeños. “¡Yo esto no me lo creo!” parecían decir los chicos. Pero el efecto de las sombras agrandándose, trasladándose, y la voz de la titiritera, que se transformaba en el personaje que se movía, fueron cautivando a cada uno. Nos ablandamos y nos entregamos a la fantasía. Fue un momento inolvidable, creo, para los chicos.
Al terminar la función, comenzó a circular nuevamente la palabra. Los chicos le hicieron preguntas a Florencia Sartelli y ella demostró sus cualidades didácticas a la hora de responder. También le mostraron los títeres que habían confeccionado. Ella los miró con dedicación y les contó cuántos tipos de títeres distintos existen y se pueden hacer (de dedo, tipo marioneta, de guante, gigantes, etc). Tuvimos que hacer un esfuerzo grande para arrancarnos de allí dentro y salir al recreo cuando sonó la campana…
Geraldine, maestra de 7mo grado

Agenda

<< Ago 2018 >>
LMXJVSD
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2